viernes, 6 de diciembre de 2013

Hoy amanecemos con el tributo a los mártires

Texto y foto: Sergio Rivero Carrasco

Hoy amanecemos rindiendo tributo al Titán de Bronce en el aniversario 124 de su caída en combate y al 24 de la Operación Tributo; acción que marcó para siempre la idolatría y admiración del pueblo por sus mártires cuando fueron sepultados en los 129 municipios del país los restos mortales de los combatientes internacionalistas caídos en el cumplimiento de sus misiones. Para ello los pobladores de la Isla de la Juventud, liderados por la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, se dan cita en el parque Camilo Cienfuegos, los que acompañados por los solemnes redobles de tambores, llegarán en gigante peregrinación hasta el Panteón de los Mártires, para entregar todo el amor y respeto que siente por sus hermanos muertos.

Se dice que más grande es el ser humano cuanto más cerca está de los otros seres humanos. y es tan cierto que hasta de los restos de sus huesos emana reciedumbre, cuando han sabido existir y resistir con valentía, lealtad e intensidad. Sobre las reminiscencias de los héroes levitan unos hilos intocables que vienen desde lo sucedido al presente y precipitan la sustancia telúrica del porvenir en que perdurará su memoria y su ejemplo. Ese ejemplo imprescindible para los jóvenes de hoy que tienen esa etapa de nuestra historia solo como una referencia.



Un día les vimos partir hacia África y simplemente eran mamá, padre, hijo, hermano, primo, amigo, Pedro, Juan, Vicente o sencillamente un compatriota de nombre desconocido, esto último en el más remoto de los casos porque ¿qué cubano no tiene en lo personal a un cercano internacionalista? 

Luego regresar. Y aunque seguían siendo nuestros allegados, podíamos tocarles y dialogar, se nos parecían tanto, con nuestras mismas virtudes y defectos, pero eran, son y serán  héroes. Desgraciadamente, otros no regresaron; fueron traídos, como sus compañeros de batalla, héroes, mas también por siempre mártires.


Desde el rico continente negro llegaron sus restos a la Patria. Fue lo único que nos llevamos y desde entonces (1989) nació esta hermosa tradición, que nunca abandonaremos. 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...