sábado, 13 de abril de 2013

¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta! ¿Qué es lo que se prepara contra Venezuela?

adrian-oliva 1
El diputado boliviano de derecha, Adrián Esteban Oliva, uno
de los  “líderes” de la macabra Alianza Parlamentaria
Democrática para  América Latina ADPA. Izq. la diputada
opositora venezolana  María Corina Machado.

CARLOS MEDINA VIGLIELM - En las horas previas a las elecciones de este domingo, las fuerzas opositoras al chavismo intentan ensayar todo tipo de medidas para desestabilizar el país, buscado lo que han buscado siempre, apropiarse de los recursos del país, para gozar de los privilegios que, en perjuicio del pueblo venezolano, disfrutaron durante decenios, o mejor dicho, centenios.

La oposición venezolana se encuentra realizando una intensa campaña dirigida a restarle credibilidad a los resultados electorales, donde es evidente una clara victoria de las fuerzas bolivarianas. Su pretensión es restarle autoridad al Consejo Nacional Electoral, para declarar fraudulentas las elecciones y generar un clima de desestabilización y crisis en el país, que les permita después, crear las condiciones para solicitar una intervención de esas llamadas humanitarias, por parte de la OEA u otras fuerzas, o simplemente, dar un golpe de Estado.

 
Un personaje siniestro que ha aparecido en la escena, muy vinculado a esta posible acción, es el diputado boliviano de derecha, Adrián Esteban Oliva, uno de los “líderes” de la macabra Alianza Parlamentaria Democrática para América Latina ADPA.

Junto a él, en estrecha alianza, trabaja la diputada opositora venezolana María Corina Machado y ambos, pretenden con la ADPA como bandera, sumar a sus pretensiones a todos los parlamentarios de ultraderecha de América Latina y fraguar un golpe mortal a la Revolución del inmortal Comandante Hugo Chávez.

machado-bush
Recordada entre otros detalles por haber firmado el decreto del golpista  Carmona El Breve en abril de 2002, y por unas zapatillas que usó para presentarle sus pies a Bush, María Corina Machado es conocida también por la palabra que mas usa: Fraude.

La punta de esta madeja, comienza el pasado 8 de abril, cuando ambos personajes, Adrián y Corina, presentaron ante el Consejo Nacional Electoral de Venezuela una carta exigiendo respetar los resultados electorales. Acción claramente dirigida a sembrar la matriz de opinión, que les permita posteriormente a este domingo 14 a la oposición venezolana cantar fraude, desconocer los resultados, imputar la legitimidad constitucional del presidente Maduro, ignorar las estructuras de gobierno venezolanas, fomentar el caos, provocar la violencia interna y desestabilizar a Venezuela.

Es significativo que María Corina se encuentre en estos momentos en la ciudad de Rosario, Argentina, participando del evento convocado por la Fundación Libertad y a donde han acudido los más destacados pensadores neoliberales norteamericanos, ultraderechistas de las FAES, liderados con nada menos que José María Aznar. Todos, como es lógico, con apoyo de la CIA, que tiene allí a uno de sus más legítimos representantes: el tristemente señor Carlos Alberto Montaner, que viaja acompañado de su aprendiz, Adrián Oliva.

Oliva, que pertenece al partido Convergencia Nacional (Bolivia), y preside la ADPA, también es miembro de la ONG “Uno América”, organización de corte fascista que organiza, apoya y abriga a terroristas en nuestra región de América Latina.  Es precisamente la ADPA, una organización creada por “Uno América” para desestabilizar, a través de métodos de guerra sucia, según los manuales de la CIA, los procesos democráticos y revolucionarios en América Latina.

Oliva esconde, que fue viceministro del Interior del gobierno boliviano de Sánchez Lozada, y un destacado actor o partícipe de los hechos de “octubre negro” del 2003, donde fueron masacradas 67 personas y 470 resultaron heridas. También ha participado activamente en los intentos golpistas y atentados físicos contra Evo Morales.

La ADPA que él dirige, es una sucursal de la CIA en la región y recibe financiamiento de la National Endowerment for Democracy (NED), que se dedica a financiarlo para sus  proyectos, viajes y eventos donde él participa. También Oliva, con su ADPA, ha financiado y asesorado y financiado la campaña de Capriles, en claro mandato de sus amos del norte.

Es menester detener estas intenciones de desestabilizar al proceso electoral y a Venezuela misma, con unas consecuencias que pueden llegar a ser aterradoras.

En Venezuela se juega el futuro inmediato de todo el continente, de toda Nuestra América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...