viernes, 28 de septiembre de 2012

Yo pido pena de prisión para Yoani Sánchez

Por Percy Francisco Alvarado Godoy
La agencia española EFE se ha hecho eco de una nueva payasada de los contrarrevolucionarios cubanos, a quienes no les bastó haber quedado en ridículo, hace unos días, con la fingida huelga de hambre de Marta Beatriz Roque Cabello y varios de sus acólitos. 

Esta vez, apresurada por no haber tenido el suficiente protagonismo que ella creyó merecer en esa irrisoria aventura, o tal vez por haberse quedado fuera de la repartición de aguacates, la mercenaria Yoani Sánchez se valió de una firma de abogados radicada en Washington, Aparicio, Arp, Schamis & Associates, para presentar una queja contra el gobierno de Cuba ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La parte demandante arguye, falsamente, que la vedette de la provocación es sometida a   una serie de violaciones a sus derechos, y pidieron, por tanto, el establecimiento de medidas cautelares "para la protección de su vida e integridad física".
Este buffete legal detalla una serie de acosos y falsas persecuciones a la que es sometida, supuestamente, la contrarrevolucionaria de marras.

De acuerdo con la demanda, apoyada en una cuarentena de documentos cargados de falacias, "Yoani Sánchez viene sufriendo crecientes violaciones a su integridad personal y es sometida a tratos crueles, inhumanos y degradantes, que están poniendo en grave riesgo su vida y su integridad personal"

El colmo del descaro de esta ególatra es que dice estar en serio peligro y, por ende, solicita medida cautelares para ser protegida por la CIDH.

La elaboración de esta maniobra, según confirmó el propio leguleyo Jaime Aparicio, se inició hace seis meses, los que fueron dedicados a "recopilar" evidencias sobre el hostigamiento que padece Yoani, fundamentalmente basado en sus propias referencias y las de sus cómplices en la labor desestabilizadora dentro de Cuba.

Este mismo abogado declaró: "Su integridad y seguridad están en peligro".

De acuerdo con la fabricada denuncia, Yoani ha sufrido detenciones (¿?), ha visto censurado su blog, su libertad de expresión y otros fabricados abusos constitucionales. La demanda, empero, no hace referencia a su continua actividad provocadora, a su papel en el rejuego mediático contra su Patria, a sus mentiras constantes sobre la realidad cubana, a sus tareas conspirativas para alterar el orden constitucional vigente y a sus vínculos con representantes de servicios extranjeros cuya misión es derrocar al legítimo gobierno cubano.

Otro de los abogados, Björn Arp, también usó argumentos similares para apoyar la demanda de su representada, a la que se sumó el apoyo sospechoso de Tomás Bilbao, director ejecutivo del "Cuba Stuy Group", financiado por la CIA y el Departamento de Estado.

Muchas preguntas saltan a la vista al conocer esta nueva provocación de Yoani y sus promotores norteamericanos.

¿Cuándo Yoani ha sido torturada, golpeada o amenazada?

¿Quién pagará los costos de la demanda presentada contra Cuba? Esos gastos, al parecer, saldrán de los bolsillos  de los contribuyentes norteamericanos, quienes se hayan asediados por una profunda crisis económica y social.

¿Qué obligación legal o moral tiene Cuba hacia la OEA y la CIDH, organismos manipulados por Estados Unidos y convertidos en punta de lanza en su guerra mediática contra Cuba, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y otras naciones progresistas, a los que no pertenece y desconoce su legítima representatividad? 

¿Por qué este prestigioso grupo de abogados no ha sido contratado para defender a los campesinos hondureños asesinados a mansalva? ¿A las decenas de periodistas asesinados o amenazados en ese país? ¿Por qué no se les ha usado para defender al estudiantado chileno y la justeza de sus demandas ante un gobierno que es la continuación del pinochetismo?

¿Qué hubiera sucedido a ella, la que se tilda de falsa periodista si hubiera vivido en un país como Italia? Las noticias traen hoy, precisamente, el caso del periodista italiano Alessandro Sallusti, condenado a 14 meses de cárcel por un artículo que no escribió, al considerarle responsable por los materiales publicados en su periódico. Muchos otros periodistas purgan condenas por difamación en otras naciones.

¿Por qué el sobredimensionamiento mediático en relación con Yoani?

Cuba lo ha dicho en más de una ocasión: No nos dejaremos chantajear, ni manipular por los desprestigiados organismos internacionales al servicio incondicional de Estados Unidos.
Por mi parte, creo personalmente que esta manipuladora y creadora de artificios, sí merece purgar un tiempo en prisión por su irrespeto descarado a la Constitución, a nuestras leyes y a nuestras gentes. Entonces, solo entonces, valdría en algo esta insostenible demanda, aunque sea para que quede constancia de que pasó, aunque sea, una noche en un calabozo.

¡Basta ya de ser condescendientes con estos provocadores y manipuladores! ¡Basta ya de no aplicarle a Yoani Sánchez las sanciones que se merece por la labor anticubana que realiza! ¡Basta ya de perdonarle las injurias, el irrespeto, las mentiras, las confabulaciones con la SINA, las arengas descaradas contra la Constitución cubana!

¡Cuba y su pueblo, merecen respeto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...