sábado, 6 de agosto de 2011

Alan Gross abandonado por Estados Unidos


















Tomado de Islamía
Al conocerse este viernes la ratificación por el máximo tribunal cubano de la condena a 15 años de prisión para el ciudadano norteamericano Alan P. Gross, los Estados Unidos reaccionaron con su altanería típica exigiendo a Cuba que libere inmediatamente al contratista, cuya actividad en la Isla, de ser en EEUU le habría costado igual o superior pena.

Gross, quien fue condenado por delito de Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado, debe ser liberado "inmediata e incondicional", señaló el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tommy Vietor, en un comunicado, según AFP.

Esto ha comentado Dr. Néstor García Iturbe en su boletín de correo electrónico:

Cuando conocí que dos Senadores estadounidenses habían bloqueado los fondos solicitados por la administración Obama para continuar la actividad subversiva contra Cuba, tuve una reacción inicial positiva. Inclusive llegué a pensar que no todo estaba perdido, que aún dentro de las altas esferas gobernantes del monstruo era posible existieran personas con decencia, decoro y raciocinio, comenta el .

Inmediatamente averigüé quienes eran los que estaban bloqueando los fondos de la deshonra. Esto me causó una sorpresa aun mayor, pues aquellos personajes no se han caracterizado en momento alguno por su defensa hacia Cuba y menos por oponerse a los planes de los servicios de inteligencia estadounidenses, sean estos contra el país que fuere.

Evidentemente, había una jugada política. Los que se oponían estaban buscando un beneficio determinado, un arreglo con los que estaban impulsando la política agresiva contra la revolución cubana. El arreglo no podía esperar mucho, los fondos estaban casi en cero. Los "disidentes" en Cuba gritaban por sus migajas y los de Miami también gritaban, pues era el "modus vivendi" que los alejaba el trabajo diario y les permitía "darle la mala "a los de la isla y quedarse ellos con la mayor cantidad de dinero.

Al final se llegó al arreglo. La preocupación de los Senadores era que los fondos fuera empleados adecuadamente en la lucha contra el gobierno revolucionario de Cuba, que no se robaran mucho dinero en Miami y que además, lo que hicieran fuera efectivo, pues al parecer estaban cansados de dar dinero sin tener resultados. Aclarado el asunto, todas las partes de completo acuerdo, se liberaron los 20 millones de dólares para que continuara la subversión.

He aquí un vivo ejemplo de la poca consideración que la CIA, la USIA y en definitiva la administración Obama tiene por un asalariado en desgracia. Me refiero al señor Alan Gross. Prácticamente lo abandonaron a su suerte.

Precisamente el liberar los 20 millones de dólares es un anuncio de que continuarán enviando personas como Gross para realizar actividades subversivas contra la revolución cubana. Ciudadanos estadounidenses o de otros países, engañados por los servicios especiales yanquis , se "contratarán" para traer a Cuba equipos de comunicaciones, celulares, propaganda, computadoras laptop y otros medios que se utilizarán en tratar de subvertir el orden y destruir nuestra revolución.

Todo esto se realiza en el momento en que Alan Gross está interponiendo un recurso e apelación ante el Tribunal Supremo Popular de Cuba por la condena recibida de 15 años de prisión.

Si los fondos se hubieran suspendido, o no se hubieran solicitado, pudiera caber la duda de que actividades ilegales de ese tipo, violatorias de la soberanía de Cuba y de abierto corte injerencista, no se continuarían realizando por el gobierno de Estados Unidos.

Considero eso hubiera beneficiado al señor Alan Gross. Hubiera dado a su defensa un argumento de importancia y al Tribunal algo que debía considerar seriamente.

La desfachatez y el desparpajo de abiertamente proclamar que se continuará dicha política y la liberación de los fondos por parte de los Senadores, establece la obligatoriedad aclarar, sin lugar a duda, que Cuba no recibirá tranquilamente este tipo de agresión y los que traten de realizarla recibirán sobre ellos todo el peso de nuestras leyes.

Quizás a Gross lo consideraron un "daño colateral".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...