miércoles, 20 de julio de 2011

Yoani Sánchez se desmarca de la mafia de Miami

›Yoani Sánchez se enfrenta a los congresistas de Miami que piden
apretarnos  más y denuncia la criminal Guerra Económica contra
Cuba, diseñada, financiada y dirigida por la mafia cubana
y sus patronos del gobierno norteamericano.
Por M. H. Lagarde
Tomado de Cambios en Cuba

En una réplica sutil, la bloguera multipremiada por presiones de la maquinaria yanqui, refleja, como la casi totalidad del pueblo cubano, su verdadero sentimiento anti norteamericano, el que por sus acciones contra la Isla, desde las invasiones a inicios del pasado siglo XX, la Enmienda Platt y los cientos de acciones terroristas de los últimos 50 años, se ha sembrado para siempre en las mentes de los cubanos.

Por eso la celebérrima periodista planteó en el blog Penúltimos Días, que “…en la quimérica fórmula del estallido que algunos desean adivinar, se incluye el elemento de asfixiar económicamente a la población para que se alce en pie de lucha. Son aquellos a quienes les gustaría darle una vuelta de tuerca al embargo norteamericano hacia la Isla y cortar de tajo todas las remesas que llegan desde afuera. Según esa hipótesis, los cubanos atrapados entre la espada de las necesidades y la pared de un gobierno autoritario, optarían por intentar derrocar a éste último.


En franca alusión a la congresista Ileana Ross, a Mario Díaz Balart y a Marcos Rubio, apuntó: “La tesis de que a nuestra realidad hay que aumentarle la presión económica para que la caldera social reviente se escucha —curiosamente— con mayor frecuencia entre aquellas personas que no habitan el territorio nacional. Algunas de esas voces están pidiendo ahora en el Senado norteamericano que se echen atrás las medidas flexibilizadoras de los viajes familiares a la Isla y del envío de ayuda monetaria aprobadas por Barack Obama".

Más claro ni el agua, la niña mimada de Washington se les viró a sus protectores. Es que no hay peor ciego que el que no quiere ver que la política criminal de los norteamericanos, es casi idéntica a la implantada en Cuba por el español Valeriano Weyler, quien ostenta el aborrecible mérito de ser el creador mundial de los campos de concentración, donde mató criminalmente por hambre a todos los que apoyaban la independencia de nuestra Patria.

Así, de sencilla, es la historia que los “hijos ilustres de Miami”, pretenden reescribir a su conveniencia, al igual que le han cambiado el significado a palabras como terrorista por luchador de la libertad y asesino a sueldo por patriota y Guerra Económica por Embargo, entre otras muchas más.

Nada, que el sol no puede taparse con un dedo y la verdad siempre aflora hasta en los días más nublados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...