viernes, 20 de mayo de 2011

Comedia manchada de sangre


Por Diego Rodríguez Molina
Tomado de Victoria digital

Comedia llamaría, sin pensarlo mucho, a la historia de la fecha que anticubanos de Miami y Washington siguen dando bombo y platillo.

El 20 de mayo humilló a la nación cubana desde el 1902 cuando surge la farsa de República, la primera de tipo neocolonial en el mundo, después de cuatro años de ocupación, y con la soberanía maniatada de pies y manos al naciente imperialismo yanqui.
Tan escandalosa fue la injerencia que el propio Leonard Wood, uno de los encargados de instrumentar el engendro de nación, admitió en carta dirigida al presidente Teodoro Roosevelt: "Bajo la Enmienda Platt, por supuesto, le quedaba a Cuba muy poca, o ninguna independencia."

Burda caricatura fueron también las primeras elecciones organizadas para dar imagen –falsa por supuesto– de democracia, y la colocación al frente del gobierno a un cubano nacionalizado norteamericano y de ideas anexionistas.

Pero los pocos artículos de aquel humillante documento dan la magnitud de la inmensa sumisión.
El tercero, por ejemplo, y considerado el nervio de la referida Enmienda, concedía a EE.UU. el derecho a intervenir militarmente en la isla en caso de supuestos peligros a sus intereses. Entre otras, la tercera intervención, el 20 de mayo de 1912, fue cómplice de la masacre a tres mil cubanos, en su mayoría negros y mulatos.

El artículo sexto refleja el error geográfico de considerar a Cuba una isla y no un archipiélago. Los norteamericanos lo aprovechan para disponer que el status de Isla de Pinos (actual Isla de la Juventud) se determinara en un futuro tratado, alargado por casi un cuarto de siglo.

El 20 de mayo de 1955, cinco días después de la excarcelación del Presidio pinero del joven líder Fidel, la zona de la Universidad donde iba a celebrarse un mitin de repudio convocado por la FEU, en el que él hablaría, fue acordonada por la policía batistiana e impidió el paso del público, cortó el fluido eléctrico y realizó disparos reiterados.

Así se aplastaban las ansias populares contra la dictadura de Batista.

A partir del triunfo de la Revolución, la fecha adquirió marcado carácter contrarrevolucionario desde EE.UU., con acciones subversivas y recursos materiales y financieros para sus mercenarios, quienes solían recordar ese día con zarpazos terroristas para congraciarse ante el imperio.

El 20 de mayo ha sido utilizado sistemáticamente por distintas administraciones de EE.UU. para reiterar su política agresiva y de respaldo a los grupos más reaccionarios de la emigración cubana.

El pueblo, sin embargo, no olvida la historia. Cada 20 de mayo continúa más alerta y reitera la voluntad de defender sus conquistas ante nuevas acciones enemigas, sean intentos anexionistas, maniobras militares, actos terroristas, guerra económica, capítulos secretos, o campañas mediáticas.

El 20 de mayo de 2002, por ejemplo, George W. Bush hizo pública su "Iniciativa para una nueva Cuba", con el propósito de complacer a sectores de la extrema derecha de la comunidad cubana y hoy autoridades y anexionistas prosiguen acariciando el viejo sueño imperial.

Aquel modelo neocolonial entronizado con la República, a pesar de suprimir en 1934 la oprobiosa Enmienda, sumió a Cuba en una crisis permanente, de atadura y pobreza por casi seis décadas, pero que también fueron de lucha incesante por la soberanía y la justicia social.

Los nuevos mambises que continuaron la obra iniciada en 1868, conquistaron en 1959 la República con todos y para el bien de todos soñada por el Apóstol.

"¡Entonces las ideas de Martí triunfaron en nuestra Patria!", enfatizó el Comandante en Jefe en una reflexión refiriéndose al histórico momento en que pudieron entrar a la heroica Santiago de Cuba las fuerzas del Ejército Rebelde el Primero de Enero, para sepultar para siempre la farsa de república y su oprobio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...